Posteado por: Fray Rabieta | 23 junio 2010

Catástrofes

Así como hay amor en el Antiguo Testamento, así también hay cólera en el Nuevo.

Tertuliano.

 

Yo soy el que Es. Tú eres la que no es.

Santa Catalina de Siena

 

Dios se encuentra presente en todas partes.

Manifiesta su fidelidad en el orden,

pero el desorden de los elementos

manifiesta su furor.

Jean Daniélou.

 Mis asustados timoratos:

No digo que no, no digo que más o menos hasta 1945 uno podía creer estúpidamente en el progresismo, en el progreso ineluctable de la historia, sin llamar demasiado la atención. El progreso tecnológico de los cien años inmediatamente anteriores―la máquina a vapor, el ferrocarril, la anestesia, el telégrafo, el motor a explosión, el avión eran inventos revolucionarios que podían hacer creer en semejante imbecilidad. ¿Pero después? ¿Después de dos guerras mundiales, desplazamientos de pueblos enteros, violaciones en masa, bombardeo de poblaciones civiles culminando con dos bombas atómicas? Ser progre después de eso ya no era una estupidez, era una especie de crimen contra el sentido común, una historia para contar en un manicomio, una fe digna de cretinos, una convicción que día a día resultaba desmentida a grandes titulares en todos los diarios. A partir de 1945 tendremos 70 años de Gulag en una tercera parte del mundo, en la otra, el “american way of life”, je, je, ya te voy a dar progreso a vos. Hagamos una simple síntesis de boticario: abortos en masa, droga y pornografía siempre más divulgada, más dañina, más barata, 70 años de Gulag en una tercera parte del mundo, seis genocidios en el s. XX (no hubo ninguno en los veinte siglos precedentes), más y más violencia en la sociedad, deterioro constante de las costumbres (olvido del honor, de la palabra empeñada, pérdida de la vergüenza, del pudor, irreverencia, desacralización, impiedad, imposición de lenguaje, estética y códigos plebeyos, absoluta pérdida del sentido de jerarquía, de la disciplina, del decoro, de la responsabilidad personal),  ruptura de matrimonios, homosexualidad (en tres etapas: primero permitida, luego ensalzada, dentro de poco obligatoria), masificación de la sociedad, ruido y más ruido (automóviles, motos, radios, cumbia), despueble del campo, construcción de inmensas megalópolis de caos y anonimato… Y a todo eso lo llaman progreso, je, ya te voy a dar a vos. Y eso sin hablar de lo ocurrido en el Tercer Mundo ni en los países islámicos, para qué les voy a decir… Y eso sin hablar de lo que pasó (y pasa) en la Iglesia, que de eso demasiado hemos dicho ya.

Pero últimamente las cosas se han puesto más lindas todavía. Ahora parece que Dios se ha enojado. Claro que para los progres, Dios no se puede enojar, que es imagen demasiado antropomórfica, etc., ja, ja. Veamos cómo lo explica Daniélou:

Hoy en día el niño aprende en clase de catequesis que la cólera es un pecado. A partir de ahí se entiende su escándalo cuando ve que se la atribuye a Dios. Ocurre lo mismo con los celos. Pero esta es mala filosofía.

La cólera es una pasión, una creatura de Dios, que es buena en sí misma. El Cristo se encolerizó con los mercaderes del Templo y Péguy ha hablado de las “grandes cóleras blancas” de Juana de Arco. La cólera es la reacción de una sensibilidad sana frente a todo lo que es vil, bajo, mezquino. Así, el Cristo no soportaba que se hiciera de su Templo una casa de comercio, que se le impusiese a los otros lo que ellos no practicaban, que se escandalizara a los niños.  Pero ustedes, mis inestimables paparulos, ya no son niños. ¿O habrá que recordarles también aquello de San Pablo?

Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño.

Y se comprende, cómo no. Pero luego, a diferencia de ustedes, mis cristianos de pacotilla,

al hacerme hombre, dejé todas las cosas de niño (I Cor. XIII:11).

Pero si quieren dejar las cosas de niño comiencen a pensar qué significa que Dios se encoleriza, se aíra, se enoja. No es, ni por pienso, una “imagen antropomórfica” de la literatura hebrea como lo sostienen los imbéciles exégetas progres de nuestro tiempo. Nada de eso. La cólera de Dios significa, implica, es la expresión de una cosa enteramente diferente. Ya sé que están medio dormidos, pero a lo mejor aguantan una cita más de Daniélou:

La cólera no es el resentimiento de un amor propio herido. Constituye la negativa a pactar con lo inadmisible. Y así, en Dios, es la expresión de su incompatibilidad con el pecado. Pero a lo mejor debemos ir más allá. En el fondo, la ira latina no expresa ni siquiera directamente una relación con alguna cosa. Se trata simplemente de la expresión de la vitalidad de un ser, la manera cómo se afirma. Uno de los vocablos hebreos que la designan tiene la misma raíz que la palabra que refiere a las humeantes narices del toro. Así, en su núcleo más profundo, la cólera de Dios es la expresión de la intensidad de la existencia divina, de la violencia irresistible con la que se lleva todo por delante cuando se manifiesta. En un mundo que permanentemente le da la espalda, a veces Dios recuerda violentamente que existe.

Y cómo no. Así el terremoto de Chile, el volcán de Islandia, el deslave de Rio de Janeiro, los agujeros en el suelo de Guatemala, el granizo “del tamaño de un talento” (Apoc. XVI:21), las inundaciones como nunca se vieron, las tormentas, el derrame de petróleo que aparentemente nadie sabe cómo impedir―todo eso, y mucho más por venir todavía, nos recuerda violentamente que Dios existe, qué se creían ustedes, contra el cual el progreso tecnológico nada puede. Y hay que saber que Dios existe con una intensidad existencial que a nosotros, creaturas procedentes de la nada, nos hace temblar. Y lo bien que hacemos. Claro que la mayoría de nuestros contemporáneos no entienden nada. Ni siquiera esto:

Se puede decir que esta idea de la intensidad del Ser divino es una cosa que los hombres de nuestro tiempo desconocen por completo, que han perdido prácticamente su noción misma. Han exaltado al hombre increíblemente, han perdido el sentido que tiene el ser una mera creatura; por el contrario, han vaciado a Dios de su substancia hasta convertirlo en una especie de fantasma abstracto que flota en no sé qué cielo metafísico y por consiguiente resulta lo más normal que al primero que se les ocurra venga a liberarse de Él como si fuera un viejo residuo que ya no se corresponde con ninguna experiencia viva.

Por cierto que cuando vemos liquidar a este dios fantasmal no lo lamentamos en absoluto. En efecto, no tiene mucho en común con el Dios vivo del que nos habla la Escritura diciendo que no se lo puede ver y seguir viviendo. Estas expresiones que califican a Dios en el orden de la intensidad de la existencia nos sacan de todas los remilgos, de todos los sentimentalismos que entorpecen la vera religión; nos colocan en la seriedad existencial de la realidad religiosa, en presencia de la soberana realidad del Ser de Dios. Esta es la base misma de la religión. La gente de nuestro tiempo conserva aún sentimientos píos, pero les queda muy poco del sentido profundo y radical del misterio de Dios. Haría falta, como el Señor expulsando a los mercaderes del Templo, despejar el camino en nuestras iglesias, en medio de las devociones de segundo orden que lo entorpecen, hacia este gran vacío fundamental en el interior del hombre y donde Dios está presente.  

¿Y bien? ¿No lo entienden? ¿No les da miedo ver lo que está pasando? ¿No le tienen miedo a la ira de Dios?

Pues bien, cristianos tibios y tan in-sta-la-dos en el mundo, si no tienen miedo, son un caso perdido, y yo no lo voy a remediar (si Dios no puede, con las señales que está mandando… ¿qué puede hacer un sencillo fraile―que toma “Terma” para su hígado―, más que avisar nomás, lo que pasa, lo que se viene?).

Pero, perdido por perdido (ya sé que no hay caso, que no hay peor sordo que el que no quiere oír), les diré entonces, una sola cosa más: San Juan Bautista, el Gran Precursor, se la pasó haciendo penitencia. Y sin embargo, era inocente (a no ser, por aquello del pecado original). El rudo penitente del Makerón era un asceta como el que más. “Nemo maior”, ninguno más grande, dijo de él su primo, el Cristo. Pero alguno se podría preguntar por qué tanta penitencia, si no se había mandado macanas que le produjeran remordimientos, o algo así. Y la respuesta no se hará esperar,

La misión del profeta será siempre la de predicar la conversión.

Porque viene Dios.

Que Él nos pille confesados.   

*  *  *

Anuncios

Responses

  1. Fr. Rabieta, no lo hago trabajar más… por ahora.
    Gracias por la respuesta. Veré bien las citas que me tira.
    Impresiona la cita de Newman ” En este tiempo las revoluciones prevalecerán, y la presente estructura de la sociedad será desarticulada. Al presente, el espíritu que él encarnará y representará es contenido por “los poderes existentes”, pero ante la disolución de éstos (el katejón), él surgirá de su seno, los reconstruirá a su vil manera, bajo su propia ley, con el propósito de excluir a la Iglesia”… verdadera, agregaría yo, porque lo que es la estructura jerárquica, se ve que están muy contentos de tener parte en el New World Order…

    Otro día le pregunto más.

    Dios lo bendiga.

  2. Un comentario sobre su afirmación: “La cólera es una pasión, una creatura de Dios, que es buena en sí misma”

    Pensaba que la cólera, al igual que otras pasiones , puede ser buena por su objeto y si es moderada (medida) por la razón. Lo cual puede significar que esté bien enojarse mucho. Como Cristo ante los mercaderes. Pero Cristo no se enojaba “todo el tiempo”. La cólera como estilo de vida, como temple anímico, se vuelve pecado capital.

    Saludos

  3. Yo de esto, de “el Apocalipsis y el Gran Despelote” que dice Castellani, no sé nada. Sólo sé lo que dijeron otrosl. Por ejemplo, en “Los Papeles de Benjamín Benvídes” vea la p. 32 y ss. , donde Castellani parece poner la Gran Guerra antes de la aparición del Anticristo, que justamente, sería el “hombre de la paz”. De igual manera, vea el final de su comentario a la “Visión décimotercera” en su “Apokalypsis”: La parusía, dice allí “será precedida por el decaimiento general de la religión y por persecuciones locales, no menos que por la Granguerra y la paz impuesta por el Anticristo”. Pero en “La Iglesia Patrística y la Parusía” refiere a otra guerra (a la que también llama Gran Guerra): “en los tres años y medio de su reino, y hacia su fin el Anticristo congregará un ejérctio para borrar el cristianismo de la tierra” (p. 36).

    Ahora, qué sé yo, el asunto este de la Gran Guerra no parece la “señal” eminente que precede al Anticristo. Más bien es otro, como dice Newman, siguiendo a San Pablo: “La venida de Cristo será inmediatamente precedida por un desencadenamiento del mal terrible y sin precedentes, llamado por San Pablo un Apostasía, una deserción, en medio de la cual aparecerá un cierto y terrible Hombre de pecado e Hijo de perdición, el especial y singular enemigo de Cristo, o Anticristo. En este tiempo las revoluciones prevalecerán, y la presente estructura de la sociedad será desarticulada. Al presente, el espíritu que él encarnará y representará es contenido por “los poderes existentes”, pero ante la disolución de éstos (el katejón), él surgirá de su seno, los reconstruirá a su vil manera, bajo su propia ley, con el propósito de excluir a la Iglesia” (“Cuatro Sermones sobre el Anticristo”, I:3, editado por Vórtice, tradujo Carlos Baliña).

    Que es, más o menos, lo que nos parece estar viendo.

    No me haga trabajar más.

    F. R.

  4. Fray Rabieta, perdón que insista con mi pregunta:

    “¿Debe producirse la Granguerra antes de la aparición del Anticristo, o es al revés? ¿O puede no llegar a producirse y, por lo tanto, el Anticristo está ya abriendo la puerta y la Parusía, entonces, está mucho más cerca?”

    Dios lo bendiga.

  5. Me gustó la descripción del cuadro del primer párrafo, me hizo acordar a Roger por el peso específico concentradísimo de las palabras, vayan algunos extractos como para reforzar esa introducción:

    “3. Los paisajes, el suelo, los bosques, el agua, son destruidos por la industria y la polución química. Cinco mil lagos del Canadá están biológicamente muertos, dos mil en Suecia. Los bosques mueren explotados para fabricar el papel de publicidades cuantitativamente monstruosas y papeletas de voto. El ácido que emana de los coches y fábricas se encarga del resto. El Rhin se ha convertido en un río muerto. La industria se sostiene exclusivamente por las finanzas judías. No existen financieros del tipo Hammer de importancia planetaria que no sean judíos (los que no lo son, tienen una importancia irrisoria).

    4. La explotación de la energía atómica amenaza de muerte a la Humanidad: bombas atómicas, Chernobyl, alteraciones genéticas, residuos y desperdicios imposibles de eliminar…

    5. La píldora de Djerassi y Aron Blum, llamado Beaulieu, el aborto de Simone Veil y Rockefeller (con sus verdaderas fábricas de abortos), la pornografía de Benazeraff, reinan en todo el llamado occidente democrático. Todo esto en nombre de la libertad, mientras que un universitario no tiene derecho a expresar el resultado de sus investigaciones sobre un tema que desagrade a los “judíos”, democráticos pero sólamente por sus financieros bolchevizantes, sus abortadores de píldoras, sus físicos suicidas y sus pornógrafos…

    6. El Freudismo, cuyas teorías fisiológicas y particularmente endocrinas, muestran una falsedad y perversidad sin igual, ataca a la familia, destroza nuestros sentimientos más sagrados, el respeto a los padres, el de la madre, el niño y su inocencia, porque Freud no pudo comprender nunca que el hombre normal fuera ajeno a su famosa libido, sino que lo encuadra estrechamente en un conjunto de reglas de conducta y pensamiento que no le permite entrar en las esferas nobles de la existencia: la familia, el espíritu de sacrificio y amor, que es su motor, el conocimiento, el pensamiento…

    7. El Marxismo se extiende como los tentáculos de una hidra sobre el planeta entero. La enseñanza se ha convertido en un vivero de votantes consumistas, a menudo ignorantes, a veces analfabetos, de drogados, de clientes de discoteca, de delincuentes y de descerebrados. Bajo la máscara de la neutralidad, el laicismo ha bloqueado todas las salidas hacia lo Espiritual. He podido constatar esta caída en picado de lo Espiritual e intelectual en cuarenta años de enseñanza pública secundaria y superior. Ha entregado al niño al zombismo y al fanatismo revolucionario, al ateísmo militante (que podría ser una mística que lo ha hecho indiferente).
    No hay ninguna neutralidad en la “deseducación internacional” fabricante de granujas de todas clases, ya que los docentes destilan el santo evangelio de Karl Marx y los fantasmas freudianos. Las películas que se proyectan a los niños, incluso las de dibujos animados, no son más que ejemplos e inducciones a la violencia. La televisión inculca la superioridad del criminal adornado con todas las virtudes y víctima de la sociedad (lo que ¡ay!, es a menudo exacto puesto que no ha sido educado) una música débil y patógena en general y psico-patógena está omnipresente. Las sonoridades frenéticas, histéricas y criminógenas de las Madonna y los Michael Jackson son ofrecidas como pasto a una juventud alienada y sin esperanza.
    La pornografía aparece día y noche y reina en la televisión. La homosexualidad se ha convertido en una virtud y no se vacila en inculcar la idea de que los que no han tenido la suerte de nacer invertidos son culpables. Se alientan las vestimentas extravagantes, nuestros escolares parecen sacos de patatas abigarrados, que se convierten a menudo en vagabundos ambulantes y a quien se inculca la vergüenza de la elegancia. La educación se convierte por todas partes en un medio para hacer pasar el “mensaje” de la droga, de la
    granujería, de la pederastia, del porno y del terrorismo. Los manuales escolares contribuyen a esta obra de destrucción innoble: maniqueísmo político, masoquismo racial antifrancés, ….

    También el 80% de los drogadictos son jóvenes de 18 a 25 años. El 80% de los delitos, hay que decirlo de pasada, son perpetrados por extraeuropeos. No es que se haya instituido la abolición de la pena de muerte (aún cuando el 70% de los franceses rechazaba esta abolición) sino que se ha generalizado la pena de muerte para los inocentes. En un sólo año en los Estados Unidos, tan sólo un condenado a muerte ha sido ejecutado, mientras que sesenta y tres policías murieron a manos de criminales. “La pena de muerte no es disuasoria”, nos recuerdan estúpidamente los voceros del régimen
    sacrosanto de la democracia. ¿Cómo es posible entonces que un sólo hombre con una pistola pueda desviar un avión con doscientas personas a bordo? Si estas doscientas personas no tuvieran miedo a la muerte, sería imposible el secuestro de un avión. Se apoyan en el pretexto de las estadísticas; habrá que pensar de ahora en adelante que la estadística impide el pensar.
    Bella libertad política….permite la pornografía, los asesinos de ancianas, las cantantes que hacen bajarse los pantalones a 70.000 zombies judeo-cartesianizados…

    8. La droga se extiende libremente por doquier. Se me decía en la Logia, cuando tuve la inocencia de ser francmasón, que un proveedor de droga en el escalón europeo era intocable porque ¡era ministro! Pensaba yo entonces en los tiempos en los que todo un Mariscal de Francia, por muy compañero que hubiese sido de Juana de Arco, era colgado públicamente. ¡Curiosa justicia democrática! Armand Hammer, y los hijos y congéneres que financian el Bolchevismo desde 1917, no tienen ninguna posibilidad de ser democráticamente colgados por este crimen supremo.”Los grandes criminales no están en las prisiones sino en la cúspide de la sociedad liberal” decía Alexis Carrel. Se cogía algunas veces un poco de heroína pero ninguna política verdaderamente eficaz se ha puesto en marcha con vistas a la erradicación de la droga. Bastaría colgar en la plaza de la Concordia, en nombre de los derechos humanos y de la verdadera democracia, a dos proveedores de droga internacionales o incluso nacionales, y el asunto estaría arreglado. Las ancianas podrían entonces guardar sus ahorros sin peligro de que las asesinasen.

    9. La delincuencia no cesa de crecer (¿cómo podría ser de otra manera?) entre los jóvenes sin bases morales y espirituales, atenazados por sonoridades histéricas, regresivas y criminógenas: estas músicas escandalosas les sumergen en un universo hipnótico e ilusorio, los impulsa a la violencia y a la inconsciencia por el hecho de una superproducción fisiológica de adrenalina y endorfina. En tales condiciones, la ruptura de las parejas y la miseria de los hijos no pueden más que aumentar en progresión geométrica.

    10. El suicidio es la segunda causa de mortalidad entre los jóvenes, después de la santa diosa de la Mecánica que mata a los jóvenes masivamente debido a los accidentes de automóvil o de motocicleta. Pequeños detalles. ¿No? ….. Estos crímenes están todos generados en el interior del sistema liberal-bolchevique-hammeromarxista judío.

    12. Reina sobre el planeta una Medicina de efectos iatrogénicos y teratógenos. “Los conceptos de Medicina y de Salud son radicalmente extraños el uno al otro” decía el Dr. Henri Pradal experto de la Organización Mundial de la Salud y que ganó diecisiete procesos contra los trust farmacéuticos.

    13. El antiracismo que consiste en imponer la mezcla de etnias muy diferentes, lo cual es un crimen fisiológico y psicológico, se hace con vistas al único provecho del racismo sionista, que se burla de mala manera al masacrar árabes en Dir Yassim, Sabra, Chatila, en la franja de Gaza, en Cisjordania o en cualquier otro sitio si les conviene. Se sabe que la gran mayoría de los intermediarios, especialmente en la región parisina, son magrebíes, sin olvidar sus actos de delincuencia (violaciones, robos…). Francia parece transformarse en el Líbano, y muchos de los votos comunistas van ahora a Le Pen…

    14. Los medios de comunicación y la televisión difunden un racismo “antirracista”, siempre antinacional, marxismo, freudianismo, pornografía, violencia, inmoralidad, música regresiva… ¡Y todo esto sin la menor intervención de los gobiernos falsamente llamados democráticos!

    15. Desde 1945, y sin la menor responsabilidad nazi posible, bajo la órbita liberal-bolchevique han tenido lugar ciento cincuenta guerras. Todo el mundo conoce sus horrores: India, Corea, Hungría, Cuba, Congo, Irak, Indochina, Algeria, Biafra, Abisinia, Líbano, etc…

    Roger Dommergue Polacco de Menasce

  6. Están pasando por National Geographic una serie llamada “Imágenes del Apocalipsis”. Se trata de investigaciones de lo que ocurriría en el mundo si se desataran fenómenos naturales tan simples como la erupción de un supervolcán, que los hay y muchos, o comenzara a escasear el agua. Realmente, sería muy fácil y rápido para Dios acabar con todos nosotros, sin necesitad de ángeles exterminadores, aunque, como dice Newman, detrás de cada fenómeno natural hay un ángel.

  7. Lo de Daniélou se encuentra en “Essai sur le mystère de l’histoire”, un libro desparejo, donde hay cosas muy malas.

    Y cosas como las que cito, extraído de un ensayo denominado “Magnalia Dei”.

    F. R.

  8. Gracias Don Fraile por esta prédica.

    Notable lo de Danielou, una sorpresa para los que solamente escuchamos de él que fue uno de los inspiradores del Concilio y de la Nouvelle Theologie.

    Juancho.

  9. Fray Rabieta, muchísimas gracias por este Sermón.

    La cita de Daniélou “Así, en su núcleo más profundo, la cólera de Dios es la expresión de la intensidad de la existencia divina, de la violencia irresistible con la que se lleva todo por delante cuando se manifiesta”, es magnífica… ¿De dónde la tomó?

    Y le hago una pregunta más:
    ¿Debe producirse la Granguerra antes de la aparición del Anticristo, o es al revés? ¿O puede no llegar a producirse y, por lo tanto, el Anticristo está ya abriendo la puerta y la Parusía, entonces, está mucho más cerca?

    Dios lo bendiga.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: