Posteado por: Fray Rabieta | 26 abril 2010

Profetas de calamidades

Yo lo aborrezco, porque

 nunca me profetiza cosas buenas, sino solamente malas.

 (III Reyes, XXII:8)

 

Nos parece justo disentir de tales profetas de calamidades.

(Juan XXIII)

Queridos pasteleros de cuarta:

El progresismo es cosa de estúpidos, de necios, de fatuos. No ha habido en toda la historia de la Iglesia una cosa tan imbécil, tan torpe, tan roma, tan tonta, tan indefendible como el progresismo católico. Sí, me refiero al que se instauró con el Concilio Vaticano II y que todavía tiene (muy poco, en verdad) algún asidero entre nosotros. Acá, en la Parroquia de al lado por ejemplo…

Insisto: se instauró con el maldito concilio, inaugurado hace cosa de cuarenta años atrás por el Gran paparulo, “el Papa Bueno”, ja, ja, (así lo llamaba el mundo, como que a osadas ahora, al que tenemos, lo llaman “el Papa malo”), con un discurso que quiso intitular “Gaudet Mater Ecclesia”: gózase hoy la Santa Madre Iglesia, je. Si así iba a ser el gozo, cómo será la tribulación, je, je. Si así iba a ser “la primavera de la Iglesia”, cómo será su invierno, ja, ja, ja. Qué gozo ni que niño muerto.

Contemplen ustedes el estado de la Iglesia actual, y díganme que llegó la primavera. ¿Flores?, Más bien, flor de quil… bueno, paso.

Y sí, así como al Papa bueno no le gustaban las malas noticias, como aquel rey que odiaba al profeta Miqueas porque nunca le cantaba una buena, se resolvió entonces a disentir de los “profetas de calamidades.” Pero la cita merece una transcripción completa. Aquí va, para delicia de mis oídos:

 De cuando en cuando llegan a Nuestro oídos, hiriéndolos, ciertas insinuaciones de algunas personas que, aun en su celo ardiente, carecen del sentido de la discreción y de la medida. Ellos no ven en los tiempos modernos sino prevaricación y ruina; van diciendo que nuestra época, comparada con las pasadas, ha ido empeorando; y se comportan como si nada hubieran aprendido de la historia, que sigue siendo maestra de la vida […]

Nos parece justo disentir de tales profetas de calamidades, avezados a anunciar siempre infaustos acontecimientos, como si el fin de los tiempos fuera inminente.

 No creo que en toda la historia de la Iglesia jamás haya habido un Papa que haya dicho tantas estupideces juntas en tan poco espacio. Y eso, delante de la congregación más grande de obispos, en ocasión de la solemne inauguración de un concilio que inauguró un tiempo de calamidades sin cuento: desecración litúrgica, vaciamiento espiritual, innumerables apostasías, reducciones al estado laical, herejías sin cuento, desacralización de todo, racionalismo exegético—¿para qué seguir?, estafas en el Vaticano (¿o ya se olvidaron del Banco Ambrosiano?), satanismo en el Vaticano, homosexualidad clerical, y ahora que sale a la luz, pedofilia… ¿para qué seguir? La primavera de la Iglesia, ya te voy a dar a vos.

“Como si el fin de los tiempos fuera inminente” es una de las frases más desafortunadas que haya pronunciado un Papa jamás. En efecto, Cristo lo dijo, varias veces: “Vuelvo pronto” y como lo explicaron centenares de Padres, de exégetas, de teólogos, el fin de los tiempos siempre es inminente. Lo dijo Newman:

 Es cierto que muchas veces, a lo largo de los siglos, los cristianos se han equivocado al creer discernir la vuelta de Cristo; pero convengamos en que en esto no hay comparación posible: que resulta infinitamente más saludable creer mil veces que Él viene cuando no viene que creer una sola vez que no viene cuando viene. Tal es la diferencia entre la Escritura y el mundo; a juzgar por las Escrituras deberíamos esperar al Cristo en todo tiempo; a juzgar por el mundo no habría que esperarLo nunca. Ahora bien, ha de venir un día, más tarde o más temprano. Ahora los hombres del mundo se mofan de nuestra falta de discernimiento; pero ¿a quién se le atribuirá falta de discernimiento entonces? ¿Y qué piensa Cristo de su mofa actual? ¿Acaso no advirtió expresamente contra quienes así se burlan?

Y el insigne Cardenal pasa a citar a otro Papa que sabía un poquito más que el Gordo Bueno, San Pedro:

En los últimos tiempos vendrán impostores burlones […] que dirán: ¿Dónde están las promesas de Su Parusía? Pues desde que los padres se durmieron todo permanece lo mismo que desde el principio de la creación’… A vosotros empero, carísimos no se os escape una cosa, a saber, que para el Señor un día es como mil años y mil años como un día. (II Pet. III:4, 8).     

¿Y bien? No sé qué dirá ahora el Papa Bueno, que Dios lo tenga en Su Gloria y no lo suelte, pero a la vista está lo que vemos, los frutos epónimos del Concilio están acá, a la vista, delante nuestro.

Por sus frutos lo conoceréis. Son frutos condignos con la gran estafa. Comparen ustedes lo que dijo el “Papa bueno” tantas veces, y en público—que la idea de convocar este Concilio había sido una inspiración del Espíritu Santo, ja, ja—y luego lo que asienta en su “Diario” que fue publicado: no, que en realidad había sido una ocurrencia que tuvo en oportunidad de un sínodo en Roma, je, je. ¿Inspiración u ocurrencia? Mis distraídos pavotes, elijan ustedes, yo ya sé qué pensar.

Pero si fue el Espíritu Santo, ¿cómo explicar que siete años después—no es mucho tiempo, bien mirada la cosa—el sucesor del “Papa bueno”, Paulo VI, “Flos florum”, flor de… ¡bueh!… dejémoslo ahí,  este paparulo también de infeliz memoria, dijo que por una grieta había entrado a la Iglesia el humo de Satanás… ¡Linda primavera ésta, la primavera de la Iglesia!

Y claro, no olvidaremos tampoco que hay muchos testimonios de gente que contó que cuando el Papa bueno leyó el tercer secreto de Fátima dijo que si lo revelaba al mundo no podría llevarse a cabo el famoso Concilio… mejor este Concilio que lo que tiene Nuestra Señora para decirnos. Así que Lucía de Fátima fue amordazada, los pastorcitos Jacinta y Francisco, los santos pastorcitos de vidas tan sacrificadas cuan ejemplares, echados al olvido y ¡arripoa! ¡adelante con el Concilio!

Para no mencionar lo que hicieron después, en la malhadada conferencia del 26 de junio de 2000. Espero que en su próximo viaje a Fátima—anunciado para el 13 de mayo—este Papa pueda arreglar el desaguisado en el que él mismo participó, aunque a fe mía, no sé cómo podrá hacerlo…

Como fuere, no hay ninguna duda de que los profetas de calamidades eran estos tres pastorcitos que sólo cumplieron en repetir lo que les había dicho Nuestra Dulce Patrona.

Y hay cosas que les dijo, cosas que ellos comunicaron al Vaticano, cosas que supieron cinco sucesivos Papas y que no quisieron divulgar.

Porque claro, como todos los profetas, eran profetas de calamidades. Como Miqueas, como Jeremías, como Isaías, como Newman, como Castellani, como Belloc, como Bouyer, como… como Cristo.

Pero yo, ¿qué quieren que les diga, mis dormidos babiecas?, yo los quiero especialmente a estos tres, los pastorcicos perdidos de un pueblo de Portugal, y les diré por qué: porque eran buenos.

Por tremendas que fueran las calamidades que anunciaban.

Y ahora están aquí, esas calamidades, aquí, a la vista de todos.

Permítanme pues, disentir con el Papa bueno, que se me hace inminente el fin de los tiempos…

¡La primavera de la Iglesia! Ya te voy a dar a vos, ya vas a ver…

*  *  *

Anuncios

Responses

  1. Estimado Fray ¿Y la infalibilidad del Papa? Si asì fuese, en su momento Juan XXIII no se equivocó…Y le recuerdo que casos de pederastía ha habido desde antes del Concilio Vaticano II.Recuerde también que hasta los equivocados o que no piensan como Ud pueden ser Iglesia. O Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida sólo para los que piensan como Ud.? Yo no lo hago, pero si se que Jesùs es para mi el Camino… Que Dios lo bendiga.

  2. Carlista, sé que no me van a creer… pero juro que leí su comentario después de pronunciar mi último sermón rabioso sobre la Religión de Cristo. Coincidencia feliz. Quizá se deba a que estamos en lo cierto. Con mis bendiciones,

    F.R.

  3. Juancho, me trataré de explicar mejor en lo que no es más que mi punto de vista, pues, como verás, no se puede aquí argumentar con la razón razonante hasta llegar al punto de certeza:

    Digo que “la decisión de asistir a una u otra liturgia no es ni puede ser cuestión de gustos”, porque la liturgia es Divina. Es de Dios y no de los hombres.
    Dios quiere ciertas liturgias principalmente para ser adorado. Es Su decisión.
    A su vez “intuyo” en los ritos tradicionales que el rito tiende a alabar (laudante), en cambio no lo llego a intuir en el rito nuevo por bien celebrado que esté.

    No se puede explicar lo que queda en el ámbito de la intuición. Entonces hasta aquí llego.
    No puedo más que afirmar que percibo lo sacro en algunos ritos y en el nuevo no.

    Pero sí puedo hacer el siguiente razonammiento:

    1. la liturgia Divina es de Dios, no de los hombres.
    2. Dios dejó que la Tradición, que no yerra, transmita “Su” Liturgia mejorándola secularmente.
    3. Bugnini “hizo” (no hay transmisión) de la noche a la mañana una litugia que nada tenía que ver con la Tradición litúrgica secular anterior de la Iglesia Católica (aunque sí con la de la Reforma).
    4. Luego, la misa de Bugnini o Nueva es de Bugnini y no de Dios. No es “Suya”, cuando la liturgia debe ser de Dios y no de los hombres que la puedan “crear”.

    Se me puede objetar que Bugnini y Pablo VI pudieron haber sido instrumentos de Dios a los efectos de crear una liturgia querida por Él para ser alabado. Que actuaron guiados por el Espíritu Santo … pero yo creo que más probable que eso es despertarme mañana rubio y musculoso.

    Juzgo por su frutos tratando de discernir de qué espíritu es hija la nueva liturgia. No puedo hacer otra cosa. Así lo impone Cristo.

    Y todo esto sin entrar en la relegación a segundo plano del acto sacrifical, cuando es central en la Iglesia y en toda otra religión, como lo prueba el gran historiador de las religiones que fue Mircea Eliade, entre muchos otros.

    El tema es difícil, pues, a su vez, no me animaría a afirmar ni afirmo que la Misa Nueva es inválida.

    En definitiva, sí es seguro que no debemos ir a donde nos gusta sino donde tenemos la mayor certeza que Dios realmente se siente alabado, pues este es el primer fundamento de nuestra asistencia a misa (y tránsito por el mundo).

    Y pienso entonces que (para ser lógico), también habría que afirmar que si voy a la misa de S. Pío V “sólo porque a mi me agrada ir a esa misa”, caería también en idolatría (Bux dixit). Ya no sería un acto de alabanza al Otro, sino un gusto propio.

    Un abrazo.

  4. Carlista:

    Si no me atengo a mi “gusto”, a mi “sensibilidad”, no iría a otra Misa que a la Novus Ordo, que es la que tiene la Iglesia como rito ordinario y por otro lado la única que tengo disponible (al menos para el precepto dominical).

    Es por el “gusto” litúrgico (buen gusto, creo), por esa mejor percepción de lo sacro, que uno se mueve a uno a ir a la Misa Gregoriana.

    Se la pasan escribiendo en Wanderland de la experiencia de lo sacro, de que no todo es la formula consecratoria sino todo el conjunto de rúbricas, etc… etc… no me digas que eso vulgarmente no se conoce como “gusto”.

    Lo que habría que decir es que uno no se puede guíar por el “mal gusto”. Por lo grosero, por lo pastelero, por lo irrespetuoso, por lo indecoroso.
    Por lo que no condice con la Santidad de Dios.

    Me viene a la mente la “urbanidad de la piedad” que enseñaba el Marqués de Peralta.

    Juancho.

  5. ES verdad Carlista, tiene Ud. razón. ¿Sera Benedicto XVI el que prepare y deje en condiciones la pequeñísima iglesia que recibira a N.S.Jesucristo el día de la parusía? O ¿Se lo comerán la acusaciones de encubrir pederas..perdas…pederasti, en fin curas que se morfan pibes? No lo se, pero tengo pánico de que sea verdad y entonces si que estamos al horno con papas, que no es lo mismos que los Papas en el horno, je.
    Benedicto es fabuloso y por eso le van a inventar mil y un cargos en su contra ahora como saber si es el restaurador de la iglesia o un impostor de los últimos días. (Su última enciclica dejo bastante que desear, la firmó y se rompió la mano).
    Yo igual creo y rezo por él para que pueda enfrentar todo y dejarnos una iglesia digna de enfrentar al anticristo.
    Anonimo que ya no grita, tiene miedo

  6. Así es Carlista, pueden pasar 200 años, pero “cuando veais estos signos, levantad las cabezas” y alegraos, porque vuestra salvación está cerca…. Y, como decía Castellani, nosotros estamos más cerca, y algún día va a llegar.
    Que nos pille confesados.

  7. Juancho,

    La decisión de asistir a una u otra liturgia no es ni puede ser cuestión de “gustos”.
    Tampoco puede el sacerdote elegir celebrar “como le guste”.

    Hay que evitar “el culto idolátrco en el sentido propio del término” (diría Bux con simpátiquísima contundencia) celebrando según una liturgia “que no es humana”, recuperando su sacralidad donde Él es el centro y no el gusto del feligrés o del celebrante.

    Para esto hay que tener siempre presente que el primer fin de la liturgia es de alabanza.
    En realidad siempre, el primer fin es el de alabanza. Por ejemplo, no rezamos antes de dormirnos para “pedirle algo a Dios” (pedir es muy secundario”. No. Rezamos para alabar primero que nada.
    Sin esta prioridad no se entienden infinidad de cosas. Por ejemplo, no se entiende “el problema del dolor”, diría con mucha razón Mihura.

    Sobre el particular, ayer leí en Panorama Católico una entrevista hecha a Monseñor Nicola Bux que en muy pocas palabras lo desarrolla con una contundencia y precisión que aclara toda duda.
    De hecho, no recuerdo haber leído nunca antes algo más claro sobre la relación RITO-SACRALIDAD o RITO-IDOLATRÍA.

    Por lo demás, es posible pero no imprescindible que vayas a una capilla de la FSSPX. Ahí sí hay una cuestión de “gustos”, una “elección” lícita para hacer.

  8. Juancho no te vas a hacer lefe leyendo a Fray Rabieta.Gracias a Dios.

  9. Reverendo Fraile:

    Lo leo y me gusta lo que dice.

    Pero tengo miedo de hacerme lefe si le sigo mucho la corriente.

    Yo que era un chico de parroquia, que tenía respeto por el clero de mi diócesis (tratando al menos de no pensar mal de ellos), por mi obispo, etc…!!

    Ahora cada vez que voy a la Misa según la forma ordinaria, me queda un gustito de que es una misa de segunda. Aunque mi párroco cumple el rito y no hace mamarrachos.

    Juancho.

  10. Anónimo, agrego algo.

    Si bien es cierto que la Iglesia existirá hasta el fin de los tiempos, también lo es que casi casi no habrá fe sobre la tierra cuando Él vuelva. Por ello, podemos concluir que necesariamente la Iglesia estará en un estado calamitoso –como el actual o aun peor- en el futuro.

    De allí, que una “restauración” de la Iglesia es poco probable, aunque es correcto y deseable que Él nos encuentre intentándolo cuando vuelva. Él vendrá cuando quiera y tal vez falte poco, pero ese no puede ser un llamado al quietismo.

    A ver: personalmente creo no hay tiempo para restaurar nada. Creo que Él vuelve antes. Pero como no lo sé con CERTEZA y Su vuelta podría ser en 200 años más (¿o no?) me alegran los pequeños pasos que se vienen dando en orden a mejorar la cosa.

    Si bien ya he dado mi opinión sobre el Papa, también creo que es más fácil y rápido destruir que construir. Por ello, lo que se destrozó en 40 años no podrá ser restaurado en otros 40 (salvo milagro mediante) y como ningún Papa llega a reinar 60 años, Benedicto no será quien sanee a la Iglesia completamente. No obstante ello, el principio de solución está en comenzar por dar el volantazo, y Benedicto lo ha dado. Esto es indudable. Habrá que ver entonces si lo(s) próximo(s) papa(s) siguen en esta línea o vuelven al wojtilianismo.

    Esto no es soplar y hacer botellas, y es tan erróneo pretender que Benedicto en unos cuantos años ponga en orden a la Iglesia, como no reconocerle que es el primero que en los últimos años da pasos en esa dirección, o como esperar sentados el fin del mundo.

    Saludos,

    EL CARLISTA.

  11. Esta bien, no grito más. Pero me pone del coco cuando empiezan con la nostalgia. El fraile en su sermón nos habla de calamidades y de las atrocidades que van a venir y que nos estan pasando. Hay que convencerse de que dentro de poco estará prohibido ser cristiano, ir a misa y comulgar, por eso, porque tengo los pies en la tierra estoy tratando de decirles que se de cuenta, que despierten. Esta muy bien ser tradicionalista pero hay que vivir en con los pies en la tierra y darse cuenta que YA FUE! (perdón) y esto no es una herejía es una realidad, no es que yo lo digo, pasa. Carlista no soy sedevaca, pero igual gracias por el consejo.
    ANONIMO GRITON
    moderado

  12. Mi estimado fray rabieta:
    Nota usted que orates, como el anónimo gritón creen que la iglesia esta derrotada, mal interpretando la buena nostalgia de la que usted hace gala.
    Ya quisieran estos zarrapastrosos que la Iglesia caiga, lo que no sabe esta gentuza es que la iglesia es eterna y que habemos miles dispuestos a dar la vida alegremente por la Iglesia. (A que estos badulaques no están dispuestos a dar la vida ni por su madre ni por sus hijos)
    Por eso es que le insisto, de hecho hay de los progres que de tanto ser progres ya están fuera de la iglesia, así que no hay que preocuparse por ellos (sólo por devolverlos al redil).
    Pero no seamos de los que con desaforados gritos alentamos a estos bichos.
    Una Santa Católica y Apostólica,
    Con caridad cristiana
    Roble azul

  13. Hay verdad en lo que dice anónimo de la Iglesia que no volverá a su esplendor me parece que equivoca las formas tiene mas rabia que Fray Rabieta. Del estado lamentable de la Iglesia actual nos enteramos con sólo mirar el rictus que tiene Benedicto en cada una de sus apariciones en cámara.Parece la cara del Padre Merrin subiendo la escalera a realizar su último y mortal exorcismo.

  14. Estoy con el anónimo gritón del último comentario. Los tradis nostálgicos, iracundos, indignados, que quisieran ver una “restauración” a su medida (ojo con la cáscara vacía también), no entienden la cosa en su contexto histórico temporal, ni atemporal. Hay que comenzar a guiarse más por el “Evangelio Eterno”, permanecer fiel y escrutar los signos. Porque está “a las puertas”.

  15. Estimado Anónimo.

    Sería bueno que ya no grite, pero aun más que revise sus ideas, las que no rozan la herejía, sino que le pegan de lleno. La Iglesia permanece divina. No puede perecer. Es palabra de Dios.

    Es cierto -le concedo- que las palabras de San Juan Evangelista DISUENAN con nuestros obispos, con la inmena mayoría de los sacerdotes, con los últimos papas y hasta con varias cosas de Benedicto, (quien acepta el Concilio del que es padre con toda sinceridad y no como treta para cazarlo).

    Le decía que todo esto DISUENA con las RESONANCIAS que me provocan aquel capítulo XVII que es para mi lo más bello que tiene la Escritura: “Padre, la hora es llegada; glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a Ti; -conforme al señorío que le conferiste sobre todo el género humano-…

    Habría que tachar estas palabras DISONANTES con las guitarras y la jerarquía para recobrar la sonoridad sin sobresaltos. Deberíamos tachar esa nota que parece mal ejecutada. Es verdad. Sin embargo, pocos, muy pocos sacerdotes aun SUENAN como deben, como San Juan. Búsquelos hombre. Búsquelos que el que busca encuentra.

    Saludos,

    EL CARLISTA.

    PD. y al sedevacantismo escápele, como de la luz mala.

  16. Estimados, existe una convención (y no es más que eso) que establece que escribir todo con mayúscula equivale a gritar en una conversación (cosa mala, si uno quiere conversar).

    Conversemos pues, si podemos, sin gritar.

    Gracias.

    F. R.

  17. NO ENTIENDEN NADA, LA IGLESIA, TAL COMO LA CONOCIAMOS, YA FUE !!!!
    nO EXISTE MÁS, Y NO VA A VOLVER. QUE LES QUEDE CLARO.
    BASTA DE HABLAR DE PAPAS PIOS 9, 10 11 O 12, NI DE PAPAS PÍOS O IMPIOS, YA FUE
    ESA ES LA PROFECIA, ENTIENDANLO
    LO QUE VIENE AHORA ES MUCHO PEOR DE LO QUE SE PUEDAN IMAGINAR, EL RESTO ES NOSTALGIA INUTIL.
    YA NO HABRÁ MÁS MISAS DECOROSAS O IGLESIAS ENFRENTADAS CON EL MUNDO. HOY LA GLESIA, MAL QUE NOS PESE, TRANSÓ CON EL MUNDO Y YA NO PREDICA SINO COSAS DE ESTE MUNDO.
    ASÍ QUE AMIGOS ACOSTUMBRENSE DE A QUE ESO QUE UDS. AÑORAN YA NO VOLVERÁ

  18. Querido Fray Rabieta:
    Si bien concuerdo con usted, que el progresismo es una idiotez, que muchas de estas cosas no sucederían si reinstalaran la inquisición, en algo disiento.
    La Iglesia no se equivoca nunca, los concilios no son malditos, mi estimado fraile infeliz, si el papa lo dice, a cerrar el hocico, pues flaco favor hacen los que sólo se rasgan las vestiduras y se desarman en gritos.
    A sumar a la iglesia, con caridad y fidelidad.

  19. PERPLEJA, Pío IX y Pío X veían desastroza a la Iglesia cuando comparada a la actual era un verdadero lujo. A pesar de esto se quejaban.

    En los últimos 40 años, a pesar de su estado calamitoso, la jerarquía aplaudió (salvo honrosas excepciones) “el espíritu del Concilio”.

    En épocas de la Pascendi había menos modernismo que hoy (infinitamente) y esta herejía le quitaba el sueño a S. Pío X. Hoy, con más modernismo, que es herejía, ya no se habla de modernismo y la Pascendi “no está vigente”. Y si está vigente dígame usted dónde.

    Signo de los tiempos?

  20. No recuerdo si fue Pío XI o cuál de los papas del siglo pasado, anteriores por cierto a Juan el Bueno, que en una de sus encíclicas hablaba de que la calamidad de su tiempo era tal que hacía pensar que ya había nacido el Anticristo. Lástima que tengo tan mala memoria, pero por ahí algún lector se acuerde.

    Anyway, la explosión de la primavera eclesial había sido precedida por un largo invierno, polvo que preparó estos lodos. La generación espontánea no existe en ningún ámbito.

  21. ES NECESARIA Y URGENTE UNA VOLENTA REFORMA, DE LOS SEMINARIOS, DE LA LITURGIA, DEL CLERO….PERO LOS CAMBIOS QUE VIENEN O PUEDEN VENIR DE ROMA SON TAN LENTOS QUE EXASPERAN Y QUIENES DEBEN HACERLO TIEMBLAN, NO ANTE DIOS, SINO ANTE “EL LOBBY PARA QUE NADA CAMBIE”

    Capitan Ahab.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: